Tratado de Libre Comercio Entre el Mercosur y Chile

(ACUERDO DE ALCANCE PARCIAL DE COMPLEMENTACIÓN ECONÓMICA Nº35 MERCOSUR – CHILE)
CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL ACUERDO

El Tratado de Libre Comercio entre el MERCOSUR y Chile , denominado Acuerdo de Alcance Parcial de Complementación Económica Nº 35 MERCOSUR - Chile (ACE 35) fue suscripto en Potrero de los Funes, San Luis el 25 de junio de 1996. Mediante dicho Acuerdo se prevé alcanzar una zona de libre comercio entre ambas Partes en un plazo de diez años, a través de un Programa de Liberación Comercial que se aplica a los productos originarios y procedentes de los territorios de las Partes Contratantes.
Dicho programa consiste en desgravaciones progresivas y automáticas aplicables sobre los gravámenes vigentes para terceros países en el momento del despacho a plaza de las mercaderías. A partir del 1ro de enero de 2004 gozarán de arancel cero (100% de preferencia) más de 1.500 item de exportación argentina. El área de libre comercio se irá perfeccionando paulatinamente con la desgravación de los productos sensibles incluidos en distintos anexos de acuerdo con su grado de sensibilidad (1ro de enero de 2006 y 1ro de enero de 2011). El último plazo establecido es el primero de enero del 2014 (trigo y harina de trigo. Dicho Acuerdo incorpora normativas que no se circunscriben al tratamiento de temas arancelarios, sino que incluye disciplinas relativas a Servicios, Inversiones, Integración Física, Transporte, Cooperación Técnica, entre otros.

En materia de Servicios, el Acuerdo prevé que “las Partes signatarias promoverán la liberación, expansión y liberación progresiva del comercio de servicios en sus territorios, en un plazo a ser definido, y de acuerdo con los compromisos asumidos en el Acuerdo General sobre Comercio de Servicios (GATS).

En materia de Integración Física, se establece un Protocolo de Integración Física en el que consta como anexo el programa de inversiones para los 13 pasos priorizados entre la Argentina y Chile. Asimismo, el acceso a mercado para bienes se encuentra reforzado por disciplinas específicas establecidas en materia de: régimen de origen, medidas de salvaguardia, obstáculos técnicos al comercio, medidas fito y zoosanitarias.
El Acuerdo cuenta con un régimen de solución de controversias , el que cuenta con una etapa arbitral cuyos fallos son vinculantes. En materia de competencia desleal, valoración aduanera, defensa de la competencia el Acuerdo desarrolla algunos instrumentos básicos y remite a la legislación marco del Acuerdo de Marrakesh (constitutivo de la OMC), el que constituye el marco de derechos y obligaciones al que deben ajustarse las políticas comerciales y los compromisos asumidos por las Partes.

La Comisión Administradora del Acuerdo

El Acuerdo establece en su Artículo 46 que su administración y evaluación estarán a cargo de una Comisión Administradora integrada por el Grupo Mercado Común del MERCOSUR y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, a través de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales. Asimismo, el Artículo 47 establece una larga lista de atribuciones de dicha Comisión Administradora, entre las cuales se destaca la evaluación periódica de los avances del programa de liberación, la determinación de las modalidades y plazos en que se llevarán a cabo las negociaciones destinadas a la realización de los objetivos del Acuerdo, la participación como instancia de negociación en la solución de controversias, etc.

La Comisión Administradora adopta sus decisiones mediante resoluciones, las que son formalizadas como enmiendas al ACE 35 mediante Protocolos Adicionales, tarea que compete a la Secretaría General de la ALADI y las representaciones diplomáticas de las Partes Signatarias ante dicho organismo. Hasta la fecha se han suscripto treinta y tres protocolos adicionales.

En el marco de las facultades que le fueron asignadas, la Comisión Administradora realizó, a la fecha, siete reuniones ordinarias y doce reuniones extraordinarias (la última ordinaria en Montevideo en noviembre de 2002 y la última extraordinaria en Buenos Aires, el 4 de julio de 2002).

Entre sus logros más importantes se destacan la aprobación de Regímenes de Medidas de Salvaguardia y Solución de Controversias, el establecimiento de un sistema de profundización de preferencias que contempla el establecimiento de rondas especiales de negociaciones para el tratamiento de esta materia, la reciente resolución sobre la controversia planteada por la reclasificación arancelaria de los aceites comestibles mezcla, etc. Finalmente, en la XII Reunión Extraordinaria de la Comisión Administradora, se aprobaron sendas resoluciones por las que se incorporan al Acuerdo el entendimiento entre Chile y Brasil sobre el sector automotor y ampliación de contingentes arancelarios para productos agroalimentarios, el Acuerdo entre Chile y Argentina sobre el intercambio de bienes en el sector automotor, el entendimiento entre Chile, Brasil y la Argentina para la profundización de preferencias en el sector petroquímico y la profundización recíproca de preferencias entre la Argentina y Chile para determinados productos agroalimentarios y ciertos medicamentos.

PRINCIPALES AVANCES EN LAS NEGOCIACIONES EN EL MARCO DEL ACE 35

El 5 de julio de 2002 y en el marco del XXII CMC y de la Cu mbre de Jefes de Estado del MERCOSUR, Bolivia, Chile y México, fue suscripta el Acta de la XII Reunión Extraordinaria del ACE 35. La Comisión otorgó aprobación a cuatro Resoluciones, entre las que se destacan para la Argentina:

1) RESOLUCIÓN MCS-CH N° 2/2002:

Mediante esta Resolución la Argentina y Chile acuerdan establecer condiciones de libre comercio para el sector automotor en el año 2006 , debiéndose cumplir el requisito de origen MERCOSUR.

Para el período de transición (2002-2005) ambos países acordaron establecer cuotas anuales libres de arancel que van de 8.000 a 12.000 unidades para el caso de vehículos y utilitarios livianos originarios de Chile y de 27.000 a 36.000 unidades para el mismo tipo de vehículos de origen argentino. Para los ómnibus se convino un cupo recíproco de 400 unidades anuales y, para camiones, camiones tractores y chasis sin motor, cupos q ue escalan de 300 a 500 unidades durante el período de transición. Igualmente, se contempla la posibilidad de transferir al año subsiguiente a porción no utilizada del cupo.

En cuanto a las condiciones de origen, se estableció un régimen más flexible a favor de Chile, el que incluye la posibilidad de ingreso de automotores al mercado argentino que incorporen sólo un 40% de contenido regional para 2/3 del cupo asignado en el año correspondiente.

Comercio beneficiado por la desgravación arancelaria:

Las exportaciones argentinas de automotores fueron de 57 millones en el año 2001 y el sector privado estima que las ventas podrían incrementarse en otros 60 millones sólo en el año entrante, como consecuencia del establecimiento de las cuotas libres de arancel.

3- RESOLUCIÓN MCS-CH N° 3/2002:

Incorpora, con las correspondientes actualizaciones, el Entendimiento para el sector Químico y Petroquímico alcanzado por los sectores privados de Argentina, Brasil y Chile en el año 1998.

Comercio beneficiado por la desgravación arancelaria:

Las exportaciones argentinas a Chile beneficiadas por los nuevos márgenes de preferencia ascendieron en el año 2000 (último para el que existe conversor NALADISA-NCM) a 28,73 millones de dólares, es decir, poco más del 10% del total de exportaciones argentinas de esos productos en el mismo año 259,051 millones de dólares.

4- RESOLUCIÓN MCS-CH N° 4/2002:

Mediante esta Resolución la Argentina y Chile se otorgan recíprocamente un margen de preferencia de 100% para una lista de 28 productos, entre los que se destacan las aceitunas en salmuera, ciruelas, galletitas dulces, papas preparadas, peras en almíbar, ketchup, y algunas posiciones arancelarias del capítulo 02.07 (carnes de aves). Asimismo, fueron incluidos los medicamentos a base de penicilina, los que contienen otros antibióticos, alcaloides o vitaminas. Todas las posiciones ya se encontraban en el cronograma de desgravación general (100% de preferencia en el 2004), Anexo 1 (100% en el 2004) o Anexo 2 (100% en el 2006) del ACE 35.

Comercio beneficiado por la desgravación arancelaria:

Las exportaciones argentinas a Chile de los productos incluidos en esta Resolución 04/2002 alcanzaron a 11,9 millones de dólares en el año 2000 (uno de los mejores en el intercambio bilateral), mientras que las importaciones totalizaron 2,7 millones en igual período. Como punto de comparación, las exportaciones argentinas al mundo de esos productos fueron ese mismo año de 120 millones, contra 38 millones de importaciones.

NOTA: las imágenes corresponden a obras del pintor argentino Benito Quinquela Martín (1890-1977)

DOCUMENTOS